FANDOM


Prince Of Persia The Forgotten Sands

Prince of Persia: The Forgotten Sands es un videojuego multiplataforma producido por Ubisoft que fue lanzado el 18 de mayo de 2010, en América del Norte y el 20 de mayo en Europa.Los juegos marca una vuelta a la historia iniciada por el Príncipe de Persia: Las Arenas del Tiempo. Prince of Persia: Las Arenas olvidado es el título de cuatro partidos por separado con historias diferentes. El juego principal se ha desarrollado para PS3, Xbox 360 y PC, mientras que otros tres son exclusivos para PSP, NDS y Wii. La PlayStation Portable y Wii están siendo desarrolladas por Ubisoft Quebec, la PlayStation 3, Xbox 360 y Microsoft Windows están a cargo de Ubisoft Montreal, con la ayuda de Ubisoft Singapur, mientras que la versión de Nintendo DS se hizo en Casablanca.

ArgumentoEditar

El videojuego, que cronológicamente está situado entre Las Arenas del Tiempo y El Alma del Guerrero, nos pondrá en la piel del Príncipe, que tras su aventura en Azad, llega al reino de su hermano Malik encontrándoselo atacado por un poderoso ejército. Tras enfrentarse con algún que otro enemigo el Príncipe consigue reunirse con su hermano quien tiene como último recurso invocar el poderoso ejército del rey Salomón para salvar su reino. Ya en la cámara del ejército Malik saca dos medallones sagrados, al juntarlos se convierten en una llave que utiliza para invocar al ejercito que cree salvará su reino. Lamentablemente las cosas se tornan en su contra cuando la cámara empieza a expulsar la temible arena del tiempo. El ejército que creían ser de Salomón fue en realidad el Ejercito de las Arenas que intentó matar al Rey. Cuando se dan cuenta del error ya es demasiado tarde, la arena empieza a petrificar a todo ser humano que toca. De la arena nacen temibles enemigos de arena que destruyen todo a su paso. Malik y el Príncipe consiguen salvarse gracias a los medallones que sirvieron para invocar al ejercito. Estos medallones les permiten adquirir los poderes de la arena al derrotar a sus enemigos.

Conocerán al temible Ratash, un poderoso monstruo, rey del Ejercito de las Arenas. Tras un inesperado accidente, El Príncipe y Malik quedan separados. Mientras Malik persigue más poder, el Principe se adentra en otro mundo a través de un portal (parecido al que se adentraba para conseguir mas vida en Prince of Persia las arenas del tiempo) en el que conoce a Razia, la única superviviente de la raza de los Djinn que ayudó a Salomón a encerrar al Ejercito de las Arenas. Advierte al Príncipe del peligro que corren y del inmenso poder de Ratash. La única solución, juntar de nuevo los medallones para así cerrar la cámara. Antes de partir con su misión, el príncipe es obsequiado con el poder del tiempo que le permite retroceder en él durante unos segundos. Sin éxito alguno el Príncipe sigue intentando conseguir juntar su parte del medallón con la de su hermano. Malik empieza a corromperse y le evita constantemente hasta tal punto de casi matarle. Mientras el Príncipe insiste es atacado por Ratash, quien después de ser casi derrotado por el Príncipe es rematado por Malik, quien adquiere todo su poder y huye. Cuando el Príncipe le encuentra, Malik se ha transformado en un oscuro monstruo. Sin esperanzas, el Príncipe vuelve a visitar a Razia para contarle lo ocurrido. Las cosas no podrían ir peor, Ratash reside ahora en el interior de su hermano Malik. La solución que propone Razia es visitar la ciudad derruida de los Djinn y coger la espada sagrada que se creó para matar a Ratash. El príncipe accede pero entra en una disputa personal pues están hablando de matar a su hermano aunque Razia insiste en que ahora debe pensar en él como Ratash. Razia le otorga los poderes de los Djinn, con los cuales el Príncipe podrá congelar el agua e incluso recordar zonas derruidas y así avanzar hasta encontrar la espada. De vuelta en el reino, y blandiendo la espada, el Príncipe se dispone a matar a Ratash y así terminar con el Ejercito de las Arenas. El Príncipe se termina de convencer cuando ve a su hermano convertido en una criatura gigante destruyendo todo a su paso. Tras una dura batalla, el Príncipe consigue derrotar a Ratash y con él, a todo el Ejercito de las Arenas. La gente que fue petrificada vuelve a la vida pero ya es demasiado tarde para Malik, que tras aparecer con su cuerpo original, muere a manos del Príncipe.

El juego termina narrado por el Príncipe, en el cual cuenta que se dirigía al reino de su padre a contarle todo lo sucedido.

Argumento WiiEditar

El argumento de la versión de Wii es diferente por alguna razón, tal vez se deba a la calidad de gráficos de la consola. Puede que sea continuacion de la historia de sus primos en HD; posiblemente sea un capitulo diferente de la misma.

Al inicio de la historia, aparece el príncipe saliendo de un portal en un castillo que está siendo devorado por el desierto. Dentro de todo el alboroto y destrucción, el príncipe de hace de una espada y continua con su escape siguiendo la voz de una pequeña genio quien lo acompañaba, y valiéndose de sus habilidades acrobáticas hasta que llega a un punto sin salida. La genio crea un portal en las arenas y le pide al príncipe que confíe en ella. Al no tener más opción, el príncipe decide confiar y se lanza hacia el portal que ha creado la genio. Segundos más tarde, el príncipe aparece en un lugar un poco más calmado, un oasis tal vez.

Cabe mencionar que el príncipe estaba buscando tesoros y riquezas y en sus viajes, compro a esta pequeña genio en un mercado muy especial.

Al ver que estaba perdido en medio de la nada, el príncipe comenzó a reprocharle a la genio que no le había cumplido sus promesas. Los tres deseos del príncipe:

Poder sobre la muerte, un reino y una princesa.

En eso llegan a una fuente donde había una estatua que tenía una silueta femenina, la genio se mete dentro de la estatua, haciéndola brillar y le pide al príncipe que la bese. Este accede, un poco a regañadientes; alegando que preferiría besar a una chica del harem y justo en ese instante al príncipe se le es concedida la habilidad de ver más allá, en el mundo espiritual y de poder regresar de la muerte indefinidas veces, a cambio de un precio. Ahora el príncipe, y la Genio de nombre Zahra estaban vinculados el uno con el otro.

Ahora que el príncipe tiene una mejor percepción y nuevas habilidades, la genio le revela que están en el reino de Izdihar y que ese reino es el que le prometió. A medida de que iban avanzando el príncipe sentía que en esas montañas se alojaba un extraño poder y cada vez más se hacía más fuerte. Cuando llegan a la entrada del reino el príncipe ve una espada clavada en una extraña roca y una inscripción que decía:”Aquel que libere a mi hija y a mi reino, obtendrá ambos…”

¿una princesa cautiva y un reino maldito es lo que me ofreces genio? - dijo el príncipe,

- no entiendo las pretensiones humanas - dijo la genio -, recibís y tampoco sois feliz?

Precipitándose, el príncipe toma la espada clavada en la piedra y ahora, la extraña roca, comienza a cobrar vida; se escucha una risa malévola y resulta que ahora el príncipe acaba de liberar a una hechicera diabólica que estaba cautiva por la espada. Esta escapa y ahora aparece una criatura deforme y violenta que entabla una batalla contra el príncipe quien usa la poderosa espada, pero esta es quebrada en batalla, quedando una mitad en las manos del príncipe y la otra mitad dentro de la criatura, quien escapa adentrándose en el castillo.

La genio le advierte al príncipe que debe enmendar su error, que debe volver a encerrar el mal que custodiaba la espada, pero debe reforjar la hoja, así que se adentra en el castillo para buscar a la criatura. Cuando entran el príncipe nota que hay una extraña planta por todo el castillo. La genio explica que esa planta es el Haoma, una planta maldita que cobra la vida de todo lo que toca.

La genio revela al príncipe que su gente solía vivir en el reino de Izdihar, y que por culpa del Haoma tuvieron que irse. Es ahí cuando el príncipe comprende el pensamiento de la genio, ella quería que liberara el reino de la maldición y al hacerlo, reclamar el reino como propio.

Cada vez más adentro del castillo el príncipe debe enfrentarse con escarabajos carnívoros, momias, guerreros, minotauro, arqueros y bestias; todos sirvientes del Haoma. También debe de resolver acertijos enormes que lo llevan a los confines más profundos y misteriosos del castillo.

Cada vez que encontraba a la criatura, peleaban y cuando el monstruo estaba debilitado, el príncipe debía bañarlo con la luz del sol, abriendo unas ventanas por medio de sus poderes de creación proporcionados por el vinculo inmortal entre la genio y el.

La tercera vez que se encontraron, la criatura fue derrotada pero resulto que esta era el último Sultán de Izdihar quien explico que para poder vencer al Haoma debía llevar la espada a un santuario misterioso, La Forja de los Dioses; que debía vencer a la hechicera diabólica y rescatar a su hija, la princesa cautiva.

Después de muchas dificultades, gracias a sus poderes de creación, el príncipe logra llegar al santuario y es ahí cuando debe adentrarse en el mundo espiritual, alineando 4 diferentes cristales para entrar a varios portales, a visitar los “hogares” de 4 dioses diferentes: el cielo, el fondo del mar, lo más profundo de la tierra y el espacio exterior.

Cuando por fin reúne los poderes de los dioses, el príncipe logra reforjar la espada y ahora está listo para enfrentarse contra la hechicera maldita creadora del Haoma.

En esta fiera batalla, la hechicera trata de asesinar al príncipe, lanzándolo por los aires, pero este logra evitar su caída con sus poderes adquiridos. Este logra asestarle varios golpes con su espada para debilitarla y es ahí cuando la hechicera pierde el control y deja ver el corazón del Haoma, al cual; el príncipe logra llegar antes de que se recupere y le da el golpe de gracia, venciendo así al Haoma. La hechicera no lo puede creer y cuando esta lamentando su derrota, esta se desvanece pero queda la silueta de una mujer. ¡Ella era la princesa que estaba cautiva dentro de la hechicera!

La planta trata de llevarse consigo a la princesa y el príncipe de salvarla; pero este no puede hacer nada, así que con la ayuda de la genio, este le concede su inmortalidad. La princesa cae y el príncipe comienza su escape por un portal de regreso al santuario de los dioses y el castillo que está siendo devorado por el desierto, en realidad estaba siendo destruido por el Haoma. Dentro de todo el alboroto y destrucción, el príncipe de hace de una espada, su antigua espada que había cambiado por la espada mágica y continua con su escape siguiendo la voz la pequeña genio quien lo acompañaba, y valiéndose de sus habilidades acrobáticas y ahora mortales, ya que su vinculo con la genio estaba roto; llega a un punto sin salida, donde la genio crea un portal en las arenas y le pide al príncipe que confié en ella. Al no tener más opción, el príncipe decide confiar y se lanza hacia el portal que ha creado la genio. Un portal hacia el mundo espiritual: el mundo de los muertos.

Ahora el alma del príncipe debe buscar el camino de regreso hacia la luz, siguiendo la voz de la genio que lo guiaba… Es aquí, segundos más tarde, cuando el príncipe aparece en un lugar un poco más calmado, un oasis tal vez; pero esta vez esta solo ya que la pequeña genio había sacrificado su vida por el amor que sentía por su príncipe quien jura que seguirá buscando a su amada: Zahra.

Enlaces externosEditar

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.